Muchos de nosotros hemos experimentado flechazos a primera vista, pero, ¿qué significa esto realmente? Un flechazo a primera vista, no es nada más que una atracción física llevada al extremo, cuando sentimos algo así es porque estamos viendo a una persona que nos resulta perfecta  físicamente a nuestro gusto y criterio. Pero este atractivo puede desaparecer cuando mantenemos una conversación con esa misma persona, o por lo contrario puede hacer que la veas incluso más guapa.

Hoy hablaremos de cómo una simple conversación o a ciertas actitudes, puede hacer que una persona que consideras altamente atractiva deje de serlo, o al revés. Es por ello que denominamos a este fenómeno, atractivo intelectual, ya que dependiendo de la forma de ser de la persona en cuestión, le sumara o le restara atractivo.

Cuando os hablamos de atractivo intelectual, no nos referimos a una atracción resultado de tus gustos hacia cierta forma de ser o pensamientos, nos referimos a que ciertas actitudes que detestas o por lo contrario que adoras, añaden o restan un atractivo físico real a la persona en cuestión, y obviamente no le quitan atractivo fisiológicamente hablando, pero tu percepción de esa persona cambia completamente, lo que da como resultado que veas a una persona más guapa o más fea dependiendo de su comportamiento.

Relato sobre cómo nos afecta el atractivo intelectual

Vamos a poner dos ejemplos que representaran los dos extremos del espectro. Pongámonos en la siguiente situación (des del punto de vista de una chica cis heterosexual):

Acabas de incorporarte a un nuevo trabajo, es tu primer día, y como es normal te fijas en tus compañeros de oficina, en tu oficina hay tres chicas y dos chicos, tu primera impresión al ver más detenidamente a los dos chicos, es que  uno de ellos es tu prototipo ideal de chico (físicamente hablando), y el otro no tanto. Es la hora del almuerzo, y te gustaría relacionarte con tus nuevos compañeros, y siguiendo tus primeras impresiones decides ir a hablar con el chico que más te ha llamado la atención físicamente. Cuando entablas conversación con él te das cuenta que es una persona arrogante, grosera, y condescendiente, actitudes que detestas, es por ello que a medida que vas hablando con él, no puedes evitar empezar a sacarle defectos y a verlo cada vez menos atractivo físicamente. Sigue siendo la misma persona pero has dejado de idealizarlo y tu percepción de su físico ha cambiado radicalmente. Ahora te dispones a conversar con el otro chico que en un principio no te llamo tanto la atención, al hablar con él te das cuenta que es una persona amable, sincera, graciosa y considerada, es por ello que no puedes evitar empezar a sacarle virtudes (físicamente hablando) y lo ves cada vez más atractivo.

La conclusión de todo esto radica en que una simple conversación puede hacer que tu percepción  de un físico se distorsione por completo, haciéndote cambiar de parecer. Las personas siguen siendo las mismas y siguen teniendo los mismos rasgos, pero tú las ves diferentes.

Un blog con una gran variedad de contenidos amorosos. Amor, relaciones, sexualidad. Notícias de interés y curiosidades.


Morales

Un blog con una gran variedad de contenidos amorosos. Amor, relaciones, sexualidad. Notícias de interés y curiosidades.