Hay muchísimas veces que soltamos los típicos comentarios de “¿Por qué me tiene que pasar a mí?” “¡que mala suerte que tengo!” “Anda que casualidad” “Hoy es mi día de suerte” … con estas frases que solemos decir muchas veces, quiero decir que, de un modo u otro, no somos conscientes de que las cosas pasan por algo.

las cosas pasan por algoRealmente, no es un punto de inflexión que cambia tu vida en algún momento inesperado, sino que, si sabes leer bien las señales, te lo esperas. Las personas, en nuestro día a día, no vemos lo que nos esta pasando y el porqué, ya que las cosas que nos pasan, que asimilamos, que aprendemos, que negamos, que aceptamos y sobre todo que guardamos en nuestra memoria, simplemente pasan por algo. Estas cosas que pasan por algo, pasan por que nos preparan, de una manera u otra, para virar el rumbo de nuestras vidas, ya sea por la llegada de alguien nuevo, de la marcha de alguna persona de nuestras vidas, con una situación diferente en la sociedad, etc.

Todo lo que sucede tiene una razón y un porque, y nada pasa por que sí, porque los cambios que en la vida suceden nunca se encaminan por un rumbo negativo ni malo, ya que algún día tendrían que cambiar las cosas y siempre van a ser para mejor, por mucho que lo dudes o telas cosas pasan por algo arrepientas al principio, pero estas cosas malas hacen que en un futuro aprendas y evoluciones como persona y sobre todo que puedas mirar hacia atrás y decir “este cambio me ha ayudado a mejorar como persona y a darme cuenta de muchas cosas”.

La cuestión de que las cosas pasan por algo es simplemente que ocurren al azar, tanto en un lado como en otro, para bien o para mal, y como hemos dicho antes, de todo se aprende y todo te lleva a algún sitio, sumando experiencias y momentos inesperados.

Una frase muy típica que siempre se escucha es que “las cosas pasan por algo”, y es que, en este aspecto, es una frase con mucha razón y con mucho debate detrás de ella. Pero bien, la gente puede pensar que las cosas pasan por algo o que las cosas pasan simplemente como una consecuencia de lo que hemos hecho o de lo que hemos decidido durante todos nuestros años, y es que son dos teorías muy comunes en toda persona, ya que siempre creemos que todas las cosas malas nos vienen como consecuencia de alguna decisión o de alguno hecho malo que hicimos en nuestro pasado, y el problema es que no nos paramos a pensar que estas consecuencias, tarde o temprano, nos ayudarán a poder evolucionar como personas y a vivir experiencias diferentes.

 

Un blog con una gran variedad de contenidos amorosos. Amor, relaciones, sexualidad. Notícias de interés y curiosidades.


carlos

Un blog con una gran variedad de contenidos amorosos. Amor, relaciones, sexualidad. Notícias de interés y curiosidades.