A lo largo de cuatro meses han muerto cuatro actrices muy conocidas en la industria del porno en Estados Unidos. La última fue Olivia Nova, una joven de 20 años que llevaba trabajando en este sector menos de un año y la encontraron muerta en una vivienda de Las Vegas.

Olivia había trabajado desde muy joven como modelo y llevaba apenas un año, en la industria del porno. Y su muerte es la última de otras tres víctimas, que también trabajaban en el mundo dela pornografía, como fue Yurizán Beltrán, que también fue encontrada muerta en su casa de Los Ángeles, rodeada de pastillas.

Otra actriz, hallada muerta, fue August Ames, quién se suicidó tras haber recibido malas críticas y comentarios negativos en redes sociales, que la calificaban de homófoba.

Shyla Stylez es otra de las víctimas, de 35 años, que fallecía el pasado 9 de noviembre en el piso de su madre en Canadá

Problemas con las drogas y problemas psicológicos

Estas podrían ser las principales causas de muerte de las víctimas dado que, según apuntan las informaciones publicadas, algunas de ellas sufrían depresión y consumían drogas, algunas de forma más temporal y otras de forma más frecuente.

Además, se suma a un problema común al que se enfrentan algunas actrices porno y es la dificultad que tienen para acceder a los servicios de salud mental, debido a los prejuicios y los conceptos erróneos que tienen sobre ellas algunos profesionales de este sector de la medicina, según relata Conner Habib, actor de cine porno.

En Estados Unidos, los seguros de salud son muy caros y el sistema sanitario es más complejo que en otros países. Por lo que esto se suma a otros problemas como el abuso o dolor que puede haber detrás de un vídeo pornográfico.

Porno más ético

Muchas actrices porno explican que muchas veces se encuentran inmersas en una escena porno que no habían pactado. Es decir, de lo que iba a ser una escena heterosexual puede haberse transformado en la grabación de una orgía o una escena lesbica no pactada. Además, muchos actores y actrices porno quieren sumarse a un porno más ético en el que se les respeten más y se les permita poner algún tipo de requisito, como por ejemplo, hablar entre actores para saber qué es lo que les gusta y lo que no les gusta, para no provocar ninguna situación demasiado incómoda para uno de ellos. El poder hacer estas cosas y conocerse bien antes del rodaje podría convertirse en una escena porno más cómoda y más segura, para ambos actores.

Estos hechos han sacudido a la sociedad, que ha hecho saltar las alarmas en el sector del porno, con la muerte de estas cuatro jóvenes, que han sucedido de una forma trágica y sucesiva en menos de dos meses. Lo sucedido puede servir para que el sector del prono pueda estar más controlado y se siga un proceso de selección y de trabajo más profesional y más legal, que no deje a ninguna persona en una situación de riesgo.

Fuente:

https://www.elconfidencial.com/cultura/2018-01-10/actriz-porno-eeuu-muere-cuatro-muertes-dos-meses_1503926/